lunes, 24 de noviembre de 2008

Explotación sexual comercial

Hoy dia la explotación sexual comercial es un delito cada vez mayor en nuestra sociedad el cual es considerado como una de las más severas violaciones a los derechos humanos.
Es importante mencionar que dicha situación ocurre cuando una o varias personas, con la promesa de una remuneración económica o de cualquier otro tipo de retribución (pago en especie) o inclusive bajo amenazas, involucran o utilizan a una persona menor de 18 años de edad en actividades sexuales comerciales.

Es por ello que es un acto delictivo el cual es penalizado en costa Rica bajo la ley de explotación sexual comercial la cual establece según el Artículo 156 lo siguiente: Será sancionado con pena de prisión de diez a dieciséis años, quien se haga acceder o tenga acceso carnal, por vía oral, anal o vaginal, con una persona de cualquier sexo, en los siguientes casos:
1) Cuando la víctima sea menor de doce años.
2) Cuando la víctima sea incapaz o se encuentre incapacitada para resistir.
3) Cuando se emplee la violencia corporal o intimidación. La misma pena se impondrá si la acción consiste en introducir, por vía vaginal o anal uno o varios dedos u objetos.

Así mismo existen otros artículos que penalizan este delito según la gravedad con la que haya existido. Por ende es importante conocer cuáles son las distintas modalidades bajo las cuales se efectúa este delito las cuales se resumen a los siguientes Relaciones Sexuales Remuneradas, Espectáculos Sexuales, Pornografía Y Trata.

También es primordial para el quehacer orientador conocer cuáles son los factores de riesgo de la explotación sexual comercial, esto con el fin minimizarlos o de hacer intervenciones directas con el respaldo y colaboración de otros entes gubernamentales. Algunos de estos factores de riesgo son
— Provienen de familias que experimentan exclusión social
— Tienen experiencias tempranas y prolongadas de abuso sexual infantil, incesto, abandono y maltrato.
— Están excluidos del sistema escolar.
— Trabajan, deambulan o permanecen regularmente en la calle y lugares públicos.
— Tienen problemas de adicción al alcohol y/o las drogas.
— Han sido expulsados de sus ambientes familiares por razones de pobreza, violencia intrafamiliar o limitada capacidad de la familia para ofrecerles contención.
— Sufren de expulsión social, rechazo y estigma por su trasgenerismo (travestis).

Como se logra observar son múltiples los factores de riesgo que existen actualmente, por ello es que como profesionales que trabajamos bajo el principio de prevención tenemos la obligación de comprometernos a denunciar cualquier sospecha que poseemos, además debemos diseñar y ejecutar propuestas de intervención que con lleve el empoderamiento de los y las menores de edad, con el fin de que conozcan cuáles son sus derechos y cuando estos se estén violando para lograr así reducir los niveles de explotación sexual que existen hoy día.

Cabe importante mencionar que nosotros y nosotras los y las profesionales en orientación debemos conocer cuáles son los indicadores que son más característicos en menores de edad que están siendo explotados sexualmente, esto con el objetivo de detectar a tiempo alguna de situación de riesgo que pueda estar viviendo algún estudiante y poder denunciarla. Entre ellos están los siguientes:
Indicadores físicos:
Embarazo en niñas y adolescentes
Niñas, niños o adolescentes con infecciones de transmisión sexual y / o VIH o SIDA.
Irritación, dolor o infecciones constantes en los órganos genitales.
Pérdida del apetito.

Indicadores conductuales:
Depresión, ansiedad y agresividad.
Uso de ropa muy llamativa y mucho maquillaje para salir.
Baja repentina en el rendimiento escolar y abandono del estudio.
Ha escapado de su hogar.
Siendo menor de edad, sale por las noches con personas adultas y regresa tarde a su casa.
Hace o recibe llamadas frecuentes de hombres desconocidos, a veces extranjeros.
Problemas de concentración.
Baja autoestima.
Muestra gran interés por temas sexuales.
Diferentes mujeres u hombres adultos le buscan en su casa o en el centro educativo.
Ingiere licor o usa drogas.
Puede exhibir objetos, ropa o dinero que van más allá de las posibilidades económicas de su familia.
Se ausenta con frecuencia del centro educativo y no muestra interés por sus estudios.

Por lo anterior se concluye que se hace necesario mantener una actitud constante de información y sensibilización con respecto a este tema, además es primordial Informar a la población estudiantil sobre sus derechos, responsabilidades y mecanismos para hacerlos cumplir esto se puede lograr desarrollando sesiones de educación sexual en conjunto con actividades para que las y los estudiantes conozcan y tomen conciencia sobre lo que es la explotación sexual comercial, esto reforzado con sesiones de información y reflexión con todos los agentes educativos de la comunidad

video