martes, 18 de noviembre de 2008

Subculturas e influencia en la adolescencia

La etapa adolescente se caracteriza por el sentido de identidad que buscan constantemente los y las jóvenes este se obtiene a través de un encuentro y una lucha entre lo individual y lo social, entre el período infantil pasado y el presente, entre el viejo esquema corporal y el nuevo cuerpo físico.

Si los y las adolescentes fracasan reiteradamente en la búsqueda de su identidad social, familiar y sexual, los y las adolescentes pueden tomar caminos equivocados que permitirán la satisfacción inmediata de sus necesidades, pero que, por la falta de consideración de las consecuencias a mediano plazo, generarán condiciones destructivas para su futuro.

Cuando él o la adolescente sufre de confusión de identidad carecen de una adecuada capacidad para sintetizar las contradicciones que encuentran entre sí mismos, su grupo y los demás grupos.

Cuando experimentan el fracaso de su acción, el debilitamiento de su autoimagen puede conducirlos a la necesidad de radicalizarse violentamente hacia uno u otro extremo de la realidad.
Hoy día existen diversas subculturas las cuales poseen distintas ideologías algunas mantienen actividades peligrosas las cuales incitan a la violencia y al suicidio otras buscan mantener un contacto directo con la naturaleza sin embargo para conseguirlo recurren a adoptar conductas poco saludables como por ejemplo el consumo de algunas sustancias nocivas para el organismo así también como el uso de drogas.

Estas subculturas cada día van tomando más fuerza entre los y las adolescentes ya que como se menciono al principio a esta edad los y las jóvenes están en una brusquedad constante de identidad y la cohesión entre pares es vital en esta etapa, por lo que los adolescente siente la necesidad de pertenecer a un grupo de personas con intereses similares es por ello que esta población se siente tan a gusto con estos grupos; sin embargo hay que prestar mucha atención en las conductas riesgosas que presentan.

Desde un abordaje orientador es importante trabajar procesos de prevención primaria donde se podrían desarrollar y ejecutar temas como la autoestima, el adquirir conductas saludables, la auto aceptación etc.

Con respecto al trabajo de los compañeros que abordaron esta temática en la lección me pareció muy importante la información que nos brindaron; sin embargo me hubiera gustado que nos ofrecieran mayor información sobre como se puede abordar esta temática de una forma directa con adolecentes, que ya se encuentran insertos en alguna subcultura, esto con el fin de hacer una intervención oportuna desde un rol orientador.
video

¿Qué hacer ante situaciones de violencia o abuso contra personas menores de edad?

Durante la lección del 8 de noviembre se abordó el tema de violencia y abuso contra las personas menores de edad específicamente que hacer ante estas situaciones desde el centro educativo.
Es importante mencionar que actualmente en nuestro país cada vez son mayores los casos de violencia y abuso que sufre esta población, es por ello que se hace evidente el trabajo que se pueda hacer con los padres y madres de familia así también como los encargados de los y las menores de edad.

Así mismo es importante empoderar a esta población para que se acerquen relatar alguna situación violenta que estén viviendo en sus hogares, ya sean a los y las docentes como a nosotros los profesionales en orientación , esto con el fin de ponerles brindar ayuda segura y oportuna.

Es primordial para la comunidad educativa saber detectar alguna situación de abuso contra un estudiante, esto porque no siempre los y las estudiantes tendrán la confianza y el valor para acercarse y hablar sobre la realidad que están viviendo y la cual los está perjudicando.


Según este manual es necesario observar al o la estudiante sistemáticamente en diferentes momentos, lugares y situaciones, esto para poder notar cambios repentinos en la apariencia y en el comportamiento o bien en situaciones persistentes en su desempeño familiar, personal o grupal que muestren conflictos y dificultades de adaptación.


Otro punto importante en este manual es saber que cuando uno como profesional se enfrenta una situación de revelación de abusa o la identifica, uno inmediatamente debe asumir un compromiso con el o la estudiante por ende se le debe brindar un acompañamiento en el proceso.
También es importante hacer énfasis que existen distintos tipos de abusos estos son: físico, sexual, emocional y por descuido y cada uno presenta indicadores específicos para su detección.
Cuando ya exista una sospecha fundamentada o una revelación por parte de un o una estudiante se deben seguir unos procedimientos inmediatos los cuales consisten en lo siguiente.

· Comuníquese con la Dirección del Centro Educativo, informe sobre la situación y definan en conjunto la estrategia a seguir tomando en cuenta que la prioridad es la protección de la persona menor de edad. En apartados posteriores se especifican los procedimientos requeridos dependiendo del tipo de problemática detectada.

· Identifique situaciones de atención urgente: Como se ha indicado, existen diversas manifestaciones de violencia, todas ellas generan un impacto negativo sobre las niñas, los niños, los y las adolescentes, por lo que requieren le nuestra intervención inmediata, pero es necesario identificar algunas situaciones donde hay un peligro inminente para la vida de la persona menor de edad, que ameritan una atención urgente:
abuso físico con fuertes lesiones (moretones en diferentes partes del cuerpo, quemaduras, rasguños, quebraduras, daño en órganos internos)
el incesto o abuso sexual intrafamiliar.
el abuso sexual extrafamiliar.
la tortura psicológica
explotación sexual comercial
Es primordial que el profesional en orientación conozca y tenga muy claro los pasos a seguir ante alguna situación como las anteriores, ya que como profesionales de ayuda debemos proporcionarle seguridad a cualquier menor de estad que presente esa condición, dentro esta que debemos tener presente el no re victimizar al o la estudiante más bien debemos tener actitudes empáticas para ofrecer un apoyo emocional al o la estudiante.